viernes, 27 de septiembre de 2019

Los Ficus

En esta entrada vamos a hablar de una de mis especies favoritas, los ficus. Una variedad de Bonsái poco o nada valorada quizás porque suele ser la especie en la que se inicia los aficionados, pero quizás mas porque es la especie que solemos ver en los centros comerciales, generalmente a bajo coste. Suele ser material sin gracia
ficus de la web de Mistralbonsai
obtenido por esqueje o acodo, sin conicidad, sin una buena ramificación, vamos que no cuentan con ninguno de los atributos que solemos buscar en una planta para llegar a ser uno de los miembros de nuestra colección.
Bajo mi punto de vista esto es un error, cualquier especie de las más populares, que sea trabajada y diseñada como estos ficus tendría el mismo poco valor, con lo que creo que no la debemos de rechazar como especie por estas pequeñas muestras que vemos en las estanterías sino valorarla por sus atributos interesantes con los que cuenta como bonsai.

Cada vez se ven mejores ejemplares de ficus entre las coleccione, mejores trabajados, mas llamativos y optimizando al máximo sus atributos como bonsai. Por ello pienso que en pocos años será una de las especies fuertemente valoradas y deseadas. 

Sus virtudes son claras:

  • Hojas con gran posibilidad de reducir su tamaño hasta puntos que pocos aficionados conocen y de una manera muy fácil.
  •  Raíces aéreas que nos trasladan a la selva, a recordar esos majestuosos arboles de los documentales.
  • Rapidez de crecimiento, con ello una evolución rápida
  • Facilidad para crear grandes y fuertes nebaris.
  • Responde bien a todas las técnicas de Bonsái, desde pinzados, podas, defoliados, pasando por injertos, alambrado, trasplantes e incluso máxima facilidad para esquejar, acodar,,,,
  • Duro para el cultivo en climas templados, soportando todo tipo de plagas, enfermedades y las manos inexpertas.
Arbol de mi propiedad que recibirá todos los trabajos

Una vez presentada la especie, lo que sigue ahora es la compilación de las diferentes técnicas que podemos aplicar en esta especie, todo basado en la experiencia con mis arboles. Poseo ficus de diferentes variedades y tamaños con lo que de esta manera y viendo los ejemplos podéis trasladarlo a vuestros arboles. siempre teniendo en cuenta que me encuentro en Málaga ( España) con un clima templado, de inviernos suaves y veranos calurosos.

Trasplante

Aquí ya empiezo de manera diferente, normalmente los aficionados los suelen trasplantar a finales de Primavera. Yo lo hago en Marzo, cuando las temperaturas comienzan a subir, el árbol empieza a despertar y  aprovecho 

esta energía que se genera para realizarlo.
La especie permite trabajar fuertemente las raíces, colocarlas en su sitio, cortar lo necesario porque, si todo va bien, brotan con fuerza desde casi cualquier sitio. Importante varios puntos, primero que el árbol este fuerte como en todas las especies, segundo asegurarnos que las temperaturas ya tienden a subir y que no sea un corto"veranillo" y la tercera, que aunque no sea imprescindible, si es aconsejable hacerla para trabajar

Arbol defoliado
la parte aérea,  es el defoliado. 
De esta manera aprovechamos para acortar la ramificación, sanear las ramas y alambrar lo necesario.
No hay que olvidar también que con el defoliado propiciamos la aparición de nuevas hojas, normalmente mas chicas y mas activas a la hora de servir de sustento al árbol en comparación con las hojas viejas. 

Tema controvertido es el sustrato, yo lo reduzco a básicamente dos combinaciones. Si el árbol lo voy a trasplantar cada año uso solo akadama al 100%, si lo voy a aguantar mas años lo mezclo al 50% con volcánica.

La granulometría lo de siempre, a mayor crecimiento quiera, mayor granulometria le proporcionaré. Es muy importante ser conscientes de la consecuencia para el cultivo que tendrá esta elección: más o menos riego, abonado, ubicación.

Defoliado

Una de las armas más útiles que tenemos en el Bonsái, la técnica sencilla: eliminamos las hojas cortando el peciolo y sin olvidarnos de pinzar cada rama para que la fuerza del árbol se distribuya. El objetivo de esta técnica es conseguir una hoja mas chica y mayor ramificación.


Ficus defoliado
Una vez controlamos la teoría debemos de saber que el árbol debe de estar fuerte y que no se puede abusar de ella. A veces defoliamos porque si, porque ha llegado la época y ya está, y es eso lo que no debemos de hacer. 

Yo tengo árboles que no los defolio todos los años simplemente porque no lo necesitan o no lo necesito yo.  Las técnicas tienen que aplicarse con un porqué, en mi caso yo lo uso para:

-A veces en caso de trasplante.
-Porque tengo que alambrar el árbol, este está fuerte y estamos en buena época para hacerlo.
-Para reducir la hoja.

Ahora bien si no se reúnen estas condiciones, aún estando en la época de hacerlo, porque lo voy a hacer si no lo necesito? El buen cultivo se basa en tener los árboles fuertes y sanos para soportar los trabajos.

Si volvemos al ficus, yo ya no los defólio para reducir las hojas solamente.

Hoja de un ficus sin ramificar
Quince años de experiencia con ellos me han hecho llegar a la conclusión que, aunque el defoliado también ayuda, no es necesario hacerlo. Las mismas condiciones de cultivo se encargan de achicar la hoja.
Una exposición al Sol, un correcto abonado (para mantener al árbol sano, sin necesidad de reducir el nitrógeno) y un aumento de la ramificación  mediante los pinzados hace que el propio árbol reduzca el tamaño de sus hojas.

De esta manera consigo los resultados sin estresar al árbol en demasía.

Las siguientes imágenes muestran hojas de diferentes ficus de mi colección, fotografías  tomadas a Finales de Septiembre.





Ficus Burrt Davyi (Ficus Keisha), defoliado en Febrero para el trasplante y alambrado.










Ficus Tiger Bark, defoliado hace un año y medio.









Ficus (Desconozco la variedad), defoliado ahora hace justo un año.







En conclusión, realiza el defoliado con cabeza, con un objetivo concreto y mientras, máxima insolación y pinzados continuos.

Injertos

Es una de las especies más sencillas para aplicar esta técnica, por aproximación, atraves del tronco,,,en mi caso he realizado con mis arboles todo tipo de injertos, desde ramas hasta raíces aéreas.

Podéis ver el procedimiento en este vídeo de mi canal de youtube:



Todos los injertos los he realizado en época de crecimiento como es lógico, y el procedimiento es rápido y sencillo.

injertos realizados para colocar ramas en sitios sin ellas

Con el vídeo poco más se puede aportar sobre este tema, si es importante que realicéis injertos con la misma variedad de hoja, para evitar problemas lo mejor es tener previsión y realizar esquejes previos o dejar ramas largas para utilizarlas como injerto.


Esquejes preparados para futuros injertos

Sabremos que ya están unidos cuando la parte que salga sea de un grosor mayor que la parte que entra en el tronco. Para evitar problemas es mejor dejar un tiempo extra que nos garantice la fusión.

El tratamiento del injerto es vital, no lo debemos pinzar ni realizar ningún trabajo para evitar el ralentizamiento del proceso.

En las siguientes imágenes os muestro la evolución de algunos injertos realizados en árboles de mi colección.

Injerto de raíces aéreas


Injerto de raíces ramificadas
 Podas y Pinzados

Sin duda las técnicas más importantes para formar el árbol, ramificarlo y reducir la hoja. Dejar crecer para ganar grosor y podar para conseguir conicidad, movimiento  y ramificación es vital en Bonsái. Una rama sin estos atributos hace que el árbol pierda valor y como es lógico, un trabajo bien hecho no es lo mismo a un trabajo mal realizado con el fin de terminar antes.

ficus antes de la poda
Esta especie crece rápido, pronto adquiere una forma exterior agradable que nos puede seducir y hacer que nos conformemos, pero no debemos de caer, hay que avanzar, podar, echar el árbol atrás para mejorar en calidad.

árbol tras el trabajo de poda
Con esta poda evitaremos el tener una ramificación trifurcada, ramas que salen desde puntos indebidos,,,este trabajo hay que realizarlo continuamente, con cada poda ganaremos conicidad, daremos un movimiento más natural y atractivo que si damos curvas a las ramas con el alambre.

rama incorrecta, tenemos que dejar solo dos de las cuatro
La poda es una técnica fundamental si queremos formar un árbol prácticamente desde cero. Pongo otro ejemplo, la formación de material Mame o Shohin desde material humilde.

Usando las técnicas correctas de poda podemos llegar a tener un buen material de Bonsái, sin ella llegaremos a tener un ficus recto, sin gracia ni conicidad.

Vamos con un  ejemplo ya desarrollado en este blog, un ficus de la variedad Burrt Davyi (Ficus Keisha), con el siguiente material de partida

Las siguiente imágenes desarrollan la evolución con los trabajos de poda realizados.
Partimos prácticamente de un tocón con raíces y queremos sacar de ahí un Bonsái resultón utilizando la poda para la formación del tronco.









Dejamos crecer el ápice, ganando grosor, luego podamos muy corto, con cada poda surgirán nuevos brotes y los dejaremos crecer creando movimiento en el tronco y supuesto conicidad con la nueva poda. 

Repetiremos este proceso las veces que necesitemos, puedes seguir el trabajo completo en el siguiente enlace:

http://keishabonsai.blogspot.com/2015/04/de-palo-tronco.html

Para las ramas se usa el mismo procedimiento de formación  y cuando decidamos pinzar usaremos los siguientes criterios:


  • Pinzar en corto.
  • Eliminar el exceso de ramas, dejando solo dos, poda en Y
  • Eliminar las ramas que salen hacía abajo o en dirección al tronco.
  • Dejar las ramas que brotan en diagonal hacía arriba y para el exterior, ya que nos darán el volumen de las ramas.
  • Podar las ramas sin conicidad o que se cruzan si no se pueden corregir con el alambre.
  • En podas grandes aplicaremos pasta selladora.
Para terminar señalo un par de cosas:

1º La Poda en un árbol lo hace brotar con más fuerza.
2º El pinzado en verde debilita al árbol.

Alambrado

Poco que decir que diferencie el alambrado en ficus a el de otra especie. Si es verdad que al ser de crecimiento fuerte se suelen clavar los alambres muy pronto, a veces tan pronto que no se han fijado todavía las ramas en posición.

Para los grandes alambrados suelo aprovechar y defoliar el árbol para facilitar el trabajo y tengo en cuenta varias puntos:

-Suelo alambrar dejando el alambre holgado, de esta manera estará mas tiempo en la rama antes de clavarse,

-Los ficus, en ramas gruesas, tienden a volver a su posición de partida o a subirse buscando la luz. Esto hace que el alambre se deba de dejar en ellas más tiempo, pero si lo hacemos se clavará, asi que lo que hago es colocar también un tensor. Una vez que se clava el alambre, lo retiro pero dejo el tensor hasta que la rama se fija correctamente.

-La colocación del tensor es clave, debo hacerlo intentando no crear arcos antiesteticos y antinaturales en las ramas, proteger el contacto del tensor y el árbol con algún tipo de material y usar, para que pase desapercibido, el alambre más fino que permita la tensión. En mi caso suelo usar cobre del 0,6 o aluminio de 1mm. Un tamaño mayor llamaría en exceso la atención del espectador.

Para terminar este tema os dejo un video de mi canal donde coloco un tensor a la rama de un ficus





Espero que os halla gustado esta entrada, si necesitáis contactar conmigo podéis hacerlo en el email: keisha-1978@hotmail,com










2 comentarios:

  1. Una entrada muy completa Salva!

    Muchas gracias por compartirla con nosotros!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Magnífica entrada, gracias por el trabajo. Un saludo, Kai.

    ResponderEliminar