martes, 18 de abril de 2017

I+D Abonado 2.0: de sólido a líquido

Este post es una continuación de otro que ya realicé hace algún tiempo y el cual podéis revisar en el siguiente




Fue  realizado en el año 2014, ya en la parte final hablaba que tenía este sistema un inconveniente para mi cultivo, y era el olor que el agua emitía.

Así que tuve que volver a los abonados tradicionales, volviendo los pájaros a la terraza a hacer de las suyas.

Pero en 2016 me hice con un saco de biogold, en sus instrucciones indica el número de bolas que se usan para diluirlo en agua, seguí las instrucciones y el agua resultante no emitía olor ninguno, lo que me abría la posibilidad de  volver a utilizar el sistema anterior sin miedo a que mis vecinos me echaran de mi casa por el olor.

En las instrucciones se indica un número de bolas/litro, pero el líquido resultante contiene mucho material sólido que si lo usamos en el riego, primero satura la regadera y segundo el sustrato.

Tras darle algunas vueltas este es el sistema que uso ahora, con el que estoy contento, y con el que los árboles no van mal, y encima no tengo pájaros ni abono por encima del sustrato ni la trabajera de ir rellenando las bolsas de té que  estámos usando ahora.

Vamos al lío, en la web de biogold indica una dosis de 2-3 bolas/litro

Instrucciones Biogold


Para evitar los sedimentos meto la dosis indicada en una media e introduzco la media dentro de la garrafa que uso para regar. En mi caso tengo pocos árboles y con una garrafa de 6 litros y rellenada 2 veces puedo regar todos. 



La media la meto un día antes de regar y dejo macerando el abono.



En una de las revistas de Bonsai Pasión viene un artículo en el que indica la conductividad del agua abonada, así que mido la conductividad del agua antes y después de aplicar el biogold. 

Esta es la conductividad del agua sin abono, la medida no es del todo real, ya que en el bidón de donde obtengo el agua hay un poco de mezcla de agua de grifo todavía, ya explicaré el por qué, pero la medida sirve de referencia cercana (normalmente está a 60 ppm aprox)





Esta es la medida tras un día macerando, lógicamente no lo mido siempre que abono, solo para hacer el post y para las pruebas previas. 1110 ppm




El color del agua ya nos dice que tiene alimento, casi nada de olor y cero sustancias en el agua que puedan obstruir ni la regadera ni el sustrato


A partir de aquí, cada día riego con ese agua, cuando se acaba relleno y riego, cuando ya he terminado dejo siempre la garrafa llena de agua para que el abono siga "soltando sustancia".

A la semana y con un riego diario las ppm bajan a alrededor de 220 ppm y ya es el momento de añadir nueva dosis de biogold. 

Conclusiones:

Este sistema de abonado me gustó en la primera etapa en el que lo usé, el inconveniente era el olor con otros abonos siendo solventado este punto con el uso de esta marca.

No es más que usar de forma liquida el abono del que disponemos en estado sólido, podría usar abono liquido orgánico directamente pero,,,no se, me gusta más este sistema y más conociendo las propiedades de este abono.

Las plantas reciben su dosis diaria de abono suave pero constante, homogéneo por todo el pan de raíces, de esta forma he observado que el crecimiento es más equilibrado en todo el árbol. Utilizando abono localizado en una parte del sustrato se suele fortalecer la raíz o raíces que están cerca de él y al fortalecerla también se hace en la zona aérea que nutre esa raíz, creando zonas con más vigor que otras. Durante el tiempo que llevo de prueba estos crecimientos localizados se han disminuido al máximo.

Puntos a favor:

-Reducción del tiempo dedicado al abonado.
-Desaparición de los pájaros que rebuscaban entre el abono.
-Mejora estética del sustrato.
-No hay mal olor.
-Crecimiento más equilibrado.


La evolución de las plantas no ha sido mala, como se puede apreciar en las fotos.

Este año no he dejado de regar con este agua los árboles trasplantados y no sólo no he notado efectos negativos sino que los árboles trasplantados han presentado mayor vigor, con esto desaparece para mí la premisa de no abonar tras trasplantar.






En mi caso uso una garrafa para tener el abono porque riego con regadera, pero podría utilizar el mismo sistema poniendo la cantidad correspondiente a un bidón mayor del que saliera, en mi caso, el riego automático o bien la lanza de riego.

Un saludo






4 comentarios:

  1. Yo he probado lo que publicaste en el post anterior, y efectivamente el olor del agua era bastante asqueroso. Yo estoy ahora con bolsas de te porque me queda bastante abono orgánico que NO es Biogold, y con abonos líquidos tipo nutritech, pero no descarto en un futuro seguir tus consejos.
    Gracias como siempre por compartir tus experiencias.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Gracias amigo por tus comentarios, eres muy amable siempre

    ResponderEliminar
  3. Hola Salva. Muchas gracias por el consejo. Con el tiempo he aprendido a seguir los consejos de aquellos que saben más que yo y si veo que por tu experiencia a ti te funcionan, lo pondré en práctica seguro. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra, de momento va bien, ya va un año así y los árboles están fuertes. En esto del bonsai Hay que buscar a el que más sabe y lo pueda demostrar con sus árboles, el bonsai no es poner abono, echar agua y cortar para mantener la figura, si fuera
      Tan fácil...un abrazo

      Eliminar