sábado, 1 de octubre de 2022

Juniperus Chinensis

Después de un tiempo sin aportar nada al blog, hoy toca enseñaros un nuevo ejemplar que ha llegado recientemente a mi colección.

Se trata de un juniperus Chinensis de la variedad itoigawa. Un árbol de unos 65 cm de altura sin contar con la maceta.


Justo es lo que buscaba, un árbol de esta especie, fuera de los típicos árboles que están llegando de la importación de Japón, en la que todos manejan tamaños más reducidos y todos poseen muchísimas curvas. 

Sin duda, como se aprecia en la foto, el árbol está en un estado avanzado de formación. En este estado y si encima te gustan los trabajos realizados, tampoco hay que cambiar cosas por cambiar, lo bien hecho, hecho está, pero si considero importante hacer el árbol “mío” dándole mi propio carácter.


En este caso, tenemos la primera rama, que actualmente es una gran masa uniforme de verde. En estos casos y cuando la rama está muy separada del resto del árbol, a mí me gusta dividirla en masas de forma que parezca un mini árbol dentro del propio conjunto.


Creo que ahora se aprecia más movimiento, imprime otro “no se que” al Árbol. 


Hecho este cambio, ahora tocaba ir al resto del ejemplar. Limpiar el verde, eliminar alguna rama para dejar más visible cierras zonas, mimar las ramas traseras para aumentar la tridimensionalidad,,, pequeños detalles que mejoran el conjunto.


Estas pequeñas cosas, aunque sean estéticas, también influyen en la salud futura del árbol, la energía se concentra donde queremos y el sol llegará a todos los lados.


Ahora a su banco de cultivo y a disfrutar de él. Un saludo

martes, 5 de julio de 2022

Retoque al Ficus de Moi



En la entrada de hoy os quiero hablar del ficus de mi amigo Moi, pero antes os dejo el enlace del primer trabajo que documenté para mi canal de youtube.





 Moi es biólogo y apasionado de la Naturaleza y un Bonsái le hace tener un cachito de la misma en su terraza. Tras el primer trabajo, ha ido cultivándolo y realizando los trabajos de mantenimiento así como su correspondiente trasplante. 

En estos días lo ha traído al jardín para una puesta a punto, así que es el momento de analizar el árbol y  los trabajos realizados por Moi y proceder a actualizar su diseño.

El estado del árbol antes de los trabajos es el siguiente.


Su estado de salud excelente, así que el trabajo va a consistir en equilibrar el vigor ya que hay ramas que se están llevando toda la fuerza del árbol. Para poder visualizar toda la estructura y poder seleccionar las ramas que nos interesa vamos a defoliar el ficus. 


Pero antes, y para ahorrarnos trabajo, vamos a realizar un pinzado, 


Ahora ya si podemos quitar todas las hojas, era innecesario el quitarlas todas  sabiendo que había que acortar las ramas, por eso pínzanos previamente.

Una vez libre de hojas podemos ver su estructura, lo primero que aprécianos es el alambrado, tenemos que incidir más en este aspecto para elegir bien el calibre adecuado del material y para realizar la técnica de una manera más eficiente y estética.



Para aplicar la técnica del alambrado os dejo un vídeo tutorial que os puede ayudar.


Libre de alambre ahora nos damos cuenta como algunas ramas están cogiendo más vigor, esto nos obligará a eliminar muchas, de manera  que nos quedemos con ramas más equilibradas.


Después veremos el resultado final pero antes hablaremos del trasplante. Drenaba muy bien, pero salían demasiadas raíces por los agujeros de drenaje, lo que indica que, en breve, pediría trasplante así que aprovechamos que es época para hacerlo de una manera más segura.


Tradicionalmente los ficus se trasplantan con el calor pero ya sabéis que, en mi localidad, lo suelo realizar desde la llegada del mes de Marzo.



Hay que insistir que el trabajo de raíces, hay que hacerlo adecuadamente, sin miedo, dejar en esta especie sustrato antiguo lo único que nos hará es crear problemas futuros.


Limpiamos y cortamos raíces.


El sustrato elegido es akadama 100%, amarrado a la maceta correctamente para evitar posibles movimientos del tronco y trabajo finalizado.

Ahora si el resultado final de la puesta a punto.


Ahora Moi tiene que seguir cultivando para ir ganado densidad en las ramas y seguir avanzando en su evolución.

El diseño, dadá la forma del tronco, creo que es el correcto, así que sólo habrá que continuar trabajando para mejorar cada detalle del ficus.

Una foto tras su primer trabajo 


Y tras el trabajo actual.


Moi es el ejemplo de como esto del bonsái no es complicado, si usamos las técnicas adecuadas, el sustrato necesario y vamos sin prisa, el bonsái es una constante evolución en la que tanto árbol como  dueño crecen juntos.

Un saludo 






martes, 14 de junio de 2022

Nuevo recibidor



 Tenía ganas de destinar un rincón de mi casa donde “exponer” algún árbol y disfrutar de él de una manera más individual. Así que pensé en una zona de la casa, poner un fondo y disponer un espacio donde disfrutar de un bonsái que en ese momento marque la estación o que se merezca estar ahí por su estado en ese momento. 

Os dejo con el estado final y día display, uno primaveral y otro veraniego, seguro que sabéis cuál es cada cual.